¿El fin del “monstruo acuático”?

Uno de los efectos de la cada vez mayor expansión de las ciudades (la mayor parte de la población es urbana desde hace años, y la tendencia es que seguirá aumentando), es que el hábitat de muchas especies se ve progresivamente restringido, con el consiguiente riesgo de extinción.

dsc_11582

Pero hay casos extremos en los que, directamente, la especie se ve abocada a convertir las ciudades en su nuevo hábitat. Algunas, con una valencia ecológica amplia, se adaptan con relativa facilidad (las palomas o los gorriones son buena prueba de ello); otras, se refugian en los rincones de ciudad que se sigan asemejando a su hábitat natural.

Éste último es el caso del ajolote o axolote (Ambystoma mexicanum), conocido también como “monstruo acuático”. Su único hábitat conocido eran los pocos lagos restantes de la Ciudad de México, tras ser drenados en su mayoría por los colonos españoles para construir la ciudad. Ahora, el biólogo Armando Tovar Garza, de la Universidad Autónoma Nacional de México, afirma que la especie podría haberse extinguido de su hábitat natural, tras cuatro meses sin un sólo avistamiento. No obstante, en febrero se iniciará una búsqueda exhaustiva de tres meses para intentar hallar algún ejemplar, lo que permitirá confirmarlo o desmentirlo.

En el siguiente vídeo puedes descubrir más sobre esta curiosa especie:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s