¿Y tú? ¿cómo lo haces?: 4 enfoques para la Restauración Ecológica de ecosistemas

Rehabilitación, Recuperación ambiental, Restauración Ambiental, Revegetación, Restauración de la cubierta vegetal, Integración ambiental, ecológica y paisajística, Restauración Ecológica… Son muchos los términos que se utilizan hoy en día para referirse a las acciones que se llevan a cabo cuando se trata de recuperar un espacio que ha sido degradado, pero ¿son todos iguales?, ¿podemos considerar que la restauración de ecosistemas es una especie de cajón de sastre en el que cabe todo?. De alguna manera todos estos conceptos pertenecer a un campo semántico común, el de la reparación de daños, pero de lo que estamos seguros es que cada uno esconde su propia ciencia.

5986088416_4bef12760c

 Adecuación estética. Foto de Ruth Hartnup

La primera línea roja que debemos tener en cuenta y que diferencia la Restauración Ecológica de cualquier otra disciplina es que ésta requiere un conocimiento explícito de los elementos principales del sistema, los procesos que los conectan y las dinámicas de los mismos. Además, restaurar ecosistemas desde el punto de vista ecológico, holístico, implica conocer las reglas de ensamblaje de las comunidades y cómo estás responden frente a las perturbaciones. En este punto, parece claro que algunos de los conceptos que mencionábamos al principio no pueden equipararse con la Restauración Ecológica.

Cottonwood midway

Restauración Ecológica de una mina en USA. Foto Geofluv

Ahora bien, en la práctica de la Restauración Ecológica existe una gran diversidad de agentes implicados y objetivos. El avance en este campo científico debería motivar que su aplicación fuese cada vez más formal sobre todo por poder medir de manera efectiva el retorno de la inversión de nuestras acciones. No obstante, seguimos identificando distintas maneras de proceder, algunas mejores que otras.

Carolina Murcia, en su artículo “Intelligent tinkering in Ecological Restoration”, escrito en colaboración con James Aronson, plantean distintas aproximaciones a la hora de llevar a cabo la restauración de un espacio degradado en función de las motivaciones, las estrategias, los métodos y los resultados que se pueden obtener.

“To keep every cog and wheel is the first precaution of intelligent tinkering”

Aldo Leopold


En una situación ideal, cuando queremos restaurar un ecosistema, existe información disponible o experiencias previas que dan lugar a una serie de técnicas y o enfoques basados en la Restauración Ecológica que podemos aplicar. Sin embargo, cuando no existe ese conocimiento, la restauración se ejecuta en un marco de “learning by doing” que en el mejor de los casos debería aplicarse a una escala local y con la menor inversión de recursos.

En este caso, parece que existe un cierto grado de “tinkering” (que podríamos traducir como reparación o apaño) en los procedimientos. En cambio, todos coincidiremos en que no es lo mismo probar o asumir cierto grado de incertidumbre en lo que hacemos si tenemos alguna idea  de cual es el funcionamiento del sistema y un plan para gestionar esa incertidumbre que si estamos en un proceso de ensayo y error. Esta capacidad de experimentar con las soluciones pero con una idea previa de lo que estamos haciendo es lo que en el artículo definen como “intelligent tinkering”.

Restoration and tinkering

Adaptado de Murcia &Aronson (2014) Intelligent Tinkering in Ecological Restoration. Rest Ecol. 22: 279 – 283.

La diferencias del “Intelligent tinkering” frente al “careless tinkering”son:

  • El diseño específico de las acciones y a priori
  • Que las acciones están basadas en un conocimiento científico sobre el funcionamiento del sistema
  • Se lleva a cabo de manera lógica, cuidadosa y bien documentada

En otro nivel, más allá del mero hecho de resolver problemas de manera eficiente y con resultados a largo plazo, estaría la práctica de la Restauración Ecológica desde un enfoque científico en que además se pretende contrastar resultados, extrapolarlos a otras situaciones y contribuir al conocimiento a base de divulgar la experiencia adquirida. ¿Y qué es esta aproximación si no la única manera de aprender e innovar? Debemos perder el miedo a lo científico a lo preciso porque es la única manera de avanzar.

Lo cierto es que el perfil del “Intelligent tinkerer” tiene además la ventaja añadida de  combinar el diagnóstico científico con las limitaciones del mundo real. Es capaz de adaptar el lenguaje, de servir de cemento entre las partes, acercar posturas, conectar niveles e intereses… en definitiva adecuar el conocimiento a cada situación en concreto obteniendo los mejores resultados.

¿Y tú? ¿Cómo lo haces?

 

 

Imagen destacada Wikiblackops

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s