4 principios que todo proyecto de Restauración Ecológica debería cumplir

En los últimos años, diversos tratados como el firmado recientemente por los estados miembros del Comité de las Naciones Unidas Frente el Cambio Climático, el convenio de la Diversidad Biológica de Aichi o el  Reto de Bonn  muestran la voluntad de los órganos legislativos internacionales de restaurar ecosistemas.

No cabe duda de que la Restauración Ecológica genera beneficios claros sobre la calidad de vida de las poblaciones locales y no locales, dado que en muchos casos la recuperación de un espacio degradado conlleva además beneficios más allá de las fronteras del propio proyecto de restauración.

Países como Etiopía, Uganda, República Democrática de Congo, Guatemala o Colombia han asumido el compromiso con la Restauración. El objetivo: 350 M de hectáreas restauradas en 2030

Los sistemas están interconectados, vivimos en un mundo globalizado en que las cadenas de suministros son largas y las materias primas que consumimos aquí provienen de lugares alejados. Por tanto, la restauración de ecosistemas que asegure la provisión de esas materias primas tiene un reflejo evidente sobre la disponibilidad de productos en otros lugares del mundo, regula los precios de mercado sobre determinados bienes, etc.

KRR Before After Subheader (1)

Restauración Ecológica del Río Kissimme. Accede al proyecto

En la mayoría de los casos la Restauración Ecológica se relaciona con el desarrollo de estrategias de mitigación, la conservación de especies amenazadas o la recuperación de servicios ecosistémicos que, si bien pueden contribuir específicamente a la restauración de los ecosistemas, no son necesariamente un sinónimo de la misma.

No es trivial, por tanto, esta diferenciación de conceptos ya que en muchos casos los proyectos desarrollados bajo el paraguas de la Restauración Ecológica acaban siendo algo distinto, que poco tiene que ver con la restauración del ecosistema y que en ocasiones ni siquiera alcanza los propios objetivos del proyecto.

rehabilitacion de minas

Revegetación de taludes. Foto de Mundo Vetiver

Si los países firmantes de los tratados y estrategias mencionados anteriormente quieren cumplir con sus objetivos en materia de restauración,  es importante tener en cuenta estos 4 principios transversales que nos permiten estar seguros de que estamos planificando un proyecto de Restauración Ecológica.

  1. Integridad ecológica: cualquier proyecto de restauración ecológica debe priorizar el establecimiento de comunidades complejas, que incluyan distintos grupos funcionales. Además es fundamental recuperar los procesos que permiten que estas comunidades se desarrollen y permanezcan en el tiempo.
  2. Permanencia en el tiempo: El objetivo de cualquier proyecto de restauración ecológica debe ser asegurar la sostenibilidad de los procesos y las funciones a largo plazo, disminuyendo la necesidad de intervención humana y aporte de recursos externos en el tiempo.
  3. Información del pasado para restaurar a futuro: Los procesos históricos que han llevado a un ecosistema a su configuración actual, así como los sucesivos estados alternativos que forman parte de la dinámica del ecosistema, deben tenerse en cuenta a la hora de restaurar. En este punto es importante poder prever los cambios ambientales a los que debe hacer frente el espacio donde se llevan a cabo las acciones  de restauración y poder crear nuevos espacios coherentes con el momento actual, pero a la vez resilientes y capaces de incorporar el régimen de perturbaciones futuro.
  4. Inclusión social: La restauración ecológica además de recuperar servicios ecositémicos de uso y no uso para la población, debe implicar directamente a la sociedad, fomentar la participación y favorecer el conocimiento de los ecosistemas así como fortalecer las relaciones humanas.

En una situación determinada puede ser útil recuperar la función de sumidero de carbono a través de plantaciones de árboles de rápido crecimiento o crear infraestructura verde a través de la restauración de herbáceas que sujeten además el suelo, pero estas acciones no consideran los 4 principios antes mencionados y por tanto no deberían de considerarse Restauración Ecológica. El contexto en que se plantean los objetivos y se planifican las acciones debe ser amplio, holístico.

En la siguiente tabla se consideran distintas acciones relacionadas con Restauración Ecológica y el grado de compromiso con cada uno de los principios que presentamos.

re_jul

Adaptado de Suding et al. 2015. Committing to ecological restoration. Science. 8, 9.

(1) M. A. Palmer, K. L. Hondula, Environ. Sci. Technol. 48 (2014)

(2)  Global Partnership on Forest and Landscape Restoration,
Pamu Berekum 

(3)  V. M. Tempertonet al., Restor. Ecol. 22, 271 (2014)

(4)  K. Suckling, N. Greenwald, T. Curry, On Time, on Target: How the Endangered Species Act Is Saving America’s Wildlife(Center for Biological Diversity, Tucson, AZ, 2012)

(5)  K. Keenleyside et al., Eds., Ecological Restoration for Protected Areas(International Union for Conservation of Nature, IUCN, Gland, Switzerland, 2012)

Por último es importante tener en cuenta que ¡¡no existen recetas!!. La integridad ecológica varia para cada tipo de ecosistema, al igual que la sostenibilidad de las acciones dependen directamente del uso del teritorio. Es necesario, por tanto,  revisar las experiencias existentes al mismo tiempo que se desarrolla un diagnóstico ad-hoc de cada situación y, por supuesto, revisar estos cuatro principios.

Y tú ¿ya haces Restauración Ecológica?

Anuncios

2 thoughts on “4 principios que todo proyecto de Restauración Ecológica debería cumplir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s